Conferencia de la Dra. Mariana Maggio en el Instituto Superior

Florencia Floresnoticias

  • La Dra. Mariana Maggio es una autoridad en tecnología educativa y dirige una maestría de su especialidad en la Universidad de Buenos Aires.

  • Ante un SUM colmado por alumnos y docentes, la especialista mostró distintas experiencias en Latinoamérica.

  • Mariana Maggio, junto con Nilda Palacios, Gerente de Desarrollos Especiales de la Fundación Santillana, auspiciante del encuentro, y autoridades de nuestro Instituto Superior Pbro. José Mario Pantaleo.

Ante cientos de alumnos y profesores de nuestro Instituto Superior y docentes de otras instituciones, la doctora en educación Mariana Maggio pronunció una conferencia sobre las Habilidades del siglo XXI.

Mariana Maggio, reconocida como una de las tecnólogas educativas más importantes de Latinoamérica, sostuvo que desde las escuelas “debemos formar ciudadanos plenos que a la hora de elegir puedan acceder a los niveles superiores del sistema educativo y poder encontrar las mejores oportunidades en el mundo del trabajo.”

La segunda parte de la jornada, desarrollada gracias a la colaboración de Fundación Santillana, consistió en un intercambio de reflexiones entre los presentes y Mariana Maggio. “Comunicar, colaborar y comprender son las habilidades del siglo XXI sobre las que debemos comprometernos a trabajar todos los docentes”, concluyó la directora de la Maestría en Tecnología Educativa de la Universidad de Buenos Aires.

“A mi papá se le ocurrían muchas hermosas locuras. La fuente de porcelana que hay en el jardín de la Obra del Padre Mario es una de ellas. Papá tenía una fábrica de vajilla de porcelana junto con un socio que conocía mucho al Padre Mario. Un día, le ofrecieron una fuente para el jardín. Y así fue como con objetos que fabricaban, le cambiaron la función y los convirtieron en una fuente. De hecho, la paloma era originalmente un candelabro. Después, mi familia siguió muy unida al Padre Mario: un primo mío tenía leucemia y vinieron a verlo. El Padre dijo que no se curaría, que nada podía hacer él, pero que acompañaría a mis tíos hasta el final. Y así fue. Les trajo mucha paz y consuelo.”

La Dra. Mariana Maggio, Nilda Palacios y Héctor Godino junto a la fuente de porcelana de la Obra del Padre Mario.