Educación

Consideramos que la educación, desde su significado de “extraer lo mejor del otro”, implica que la escuela sea el ámbito propicio para afrontar la vida y encarar la realidad.
Nuestra misión consiste en acompañar a los alumnos para que transiten la experiencia de que la vida vale la pena ser vivida, que se puede hacer un mundo distinto, más justo, y sobre todo, que puedan descubrir las capacidades y potencialidades que llevan dentro.
Pensamos a la educación y a las escuelas de la Obra del Padre Mario abiertas 360 grados al mundo y a la vida.

González Catán convive con una realidad a veces dura y nuestros alumnos necesitan desarrollarse y encontrar las respuestas a las preguntas que nos igualan a todos los seres humanos. Por lo tanto, buscamos que se eduquen aquí y encuentren herramientas para encarar el futuro y que no lo pongan en una situación de desventaja.
Pero, además, hoy parece que hay una crisis en la educación y hasta el rol educador de las familias está dañado porque se advierte una profundísima crisis antropológica. Estamos en un nivel muy llano de problemática de la vida. Las ideologías y los modelos cayeron, y hoy la dificultad del día a día (para uno personalmente, para una familia, para una institución, para un país, para el mundo en general) es cómo hacemos para vivir dignamente, que haya lugar para todos, y en un ámbito en el que uno pueda descubrir qué responde a lo que llevamos en el corazón.
Por eso desarrollamos permanentemente, entre otros, el proyecto del voluntariado. Esto les permite a los alumnos pensar en la solidaridad no solamente como un valor accesorio al momento de, por ejemplo, una tragedia social. Es decir, no solamente importa lo que uno pueda hacer por las otras personas, sino también educarse en una gratuidad.
El mercado ha sido llevado hasta las relaciones más íntimas, más estrechas. Entonces, la escuela debe educar también en la gratuidad, en descubrir el valor de hacer algo por los demás a cambio de nada. No es una obviedad la vida. Por lo cual, educarse en la gratuidad es un buen modo de descubrir nuestro origen también. Somos fruto de una gratuidad. Alguien nos pensó desde siempre y para siempre y no nos pidió nada para venir al mundo. La gratuidad tiene que ver con eso.

Acerca de nuestro director
Horacio Alejandro Morel, nació en 1966 y se crió en Caballito entre la escuela del barrio, el potrero y el Club Ferrocarril Oeste donde jugó al handball desde las inferiores hasta la primera división.
Cursó la secundaria en el Colegio Carlos Pellegrini, se recibió de abogado en la Universidad de Buenos Aires y cursó una maestría en la Universidad Austral. Es catequista recibido en el Seminario María Auxiliadora de la Arquidiócesis de Buenos Aires.
Está casado con Claudia (a su vez, ex-compañera de secundaria y con la que se conocen desde siempre) y tienen cinco hijos varones, todos hinchas de Boca como el papá.
Participa de la Obra del Padre Mario desde hace más de 10 años y desde marzo de 2015 dirige el Área Educación.
  • Connector.

    Jardín de Infantes Nuestra Señora del Hogar

    Valentín Gómez 7649, González Catán
    Tel.: 02202 430-306 interno 115
    Lunes a viernes de 8 a 18 hs.

  • Connector.

    Escuela Primaria Nuestra Señora del Hogar

    Av. Coronel Conde 5685, González Catán.
    Tel.: 02202 430-306 interno 119
    Lunes a viernes de 8 a 18 hs.

  • Connector.

    Escuela Secundaria Nuestra Señora del Hogar

    Av. Coronel Conde 5615, González Catán.
    Tel.: 02202 430-306 interno 122
    Lunes a viernes de 8 a 18 hs.

  • Connector.

    Instituto Superior Pbro. José Mario Pantaleo

    Av. Coronel Conde 5615, González Catán.
    Tel.: 02202 430-306 interno 130
    Lunes a viernes de 8 a 18 hs.

  • Connector.

    Colegio Pantaleo Nivel Universitario

    Av. Coronel Conde 5698, González Catán.
    Tel.: 02202 423-693
    Lunes a viernes de 8 a 18 hs.

  • Connector.

    Centro Maternal Niñito Jesús

    Concurren niños desde los 45 días hasta los 5 años de edad, hijos de colaboradores y voluntarios de la Obra.