Manos que tejen: un proyecto solidario

  • Quienes quieran colaborar pueden hacerlo acercándose a tejer a partir de las 14.30 hs, o tejer en sus casas “cuadrados de 5 vueltas de crochet” y traerlos a la Obra. También pueden colaborar con lana nueva o que pueda ser reciclada.

  • Todos los sábados, muy cerca de la estatua del Padre Mario, un grupo de personas coordinadas por la profesora María Rosa Muñoz se reúnen a tejer mantas y juguetes para abrigar a los niños más necesitados.

  • La profesora María Rosa Muñoz enseña a tejer a todas las personas que se lo soliciten

  • Todos los sábados por la tarde, Gabriela, Agustina, Susana, Natalia y otras señoras se sientan a tejer en el Patio de la Solidaridad, muy cerca de la estatua del Padre Mario y tejen para los demás.
Coordinadas por María Rosa Muñoz, tejen adornos y muñecos pero, fundamentalmente, mantas para abrigar niños.

“Se viene el invierno y nosotras queremos hacer este aporte para quienes más lo necesitan”, explica María Rosa, quien también se desempeña como profesora de tejido en el Centro de Promoción y Asistencia Social (CePAS) de la Obra.

“Acá me siento acompañada y aprendo, pero también ayudo a los demás”, cuenta Gabriela, y agrega “todo lo que sé de tejido lo aprendí de María Rosa, ella le enseña a todos los que quieren aprender”.

“Muchas personas se acercan a tejer, otras colaboran con cuadrados de cinco vueltas tejidos al crochet (que traen desde sus casas), otras personas aportan lana nueva o que podemos reciclar. Todo sirve”, dice María Rosa.

Mate de por medio, aclara que conoció mucho al Padre Mario y que siempre estuvo cerca de la Obra. “Nosotras estamos trabajando muchísimo, por eso no faltamos ningún sábado. Queremos homenajear al Padre Mario y los 50 años de la Obra. Y lo vamos a hacer trabajando para abrigar a los más chicos”.