Jennifer Solange Canteros

Alejandro NoriegaYo soy parte de la Obra

Jennifer Solange Canteros

Era una beba de un año cuando empecé a ir a la Obra ya que mis padres trabajaban durante el día y el Jardín Maternal se convirtió en una excelente opción. Así fue que completé toda mi educación aquí: el jardín de infantes, la escuela primaria, la secundaria y, finalmente, el Centro Pantaleo Nivel Universitario, donde me recibí de licenciada en enfermería.

Elegí esta carrera porque desde chica siempre me llamó la atención la medicina y todo lo que tuviera que ver con la salud, y terminé inclinándome por esta propuesta de enfermería, que la Obra del Padre Mario sostiene en convenio con la Universidad Isalud, porque fue la que más me gustó.

En mi familia hay muchas personas que se dedican a esta hermosa profesión y sus anécdotas y todo lo que me contaban sobre el trabajo (que es mucho más aún que la importante tarea de cuidar a las personas) me ayudaron a que terminara eligiendo esta carrera.

La Obra y esta Universidad, considero, me aportaron los conocimientos técnicos y éticos necesarios para poder ser una buena profesional, que me permitirán brindar una atención integral y humanizada a los pacientes teniendo en cuenta sus necesidades. Además, acá tuvimos excelentes docentes que se actualizan y desarrollan constantemente y que nos formaron con una gran calidad humana.

Para mí el Padre Mario es especial ya que fundó la Obra y siempre pensó en el otro, ayudando a los que más lo necesitan. Hoy, miles de chicos pueden alcanzar una excelente educación en todos los niveles educativos sin la necesidad de tener que trasladarse todos los días, lejos de su casa.

La Obra del Padre Mario es mi segunda casa ya que pasé casi toda mi vida yendo y viniendo, y aprendiendo, por todos los edificios que tiene. Aquí me eduqué y de aquí salgo preparada para servir a los demás.