COMUNICADO 01/2018

En virtud de las consultas que hemos recibido acerca de la existencia de posibles discípulos encomendados por el Padre Mario y el funcionamiento de “sucursales” de nuestra organización nos resulta sumamente necesario aclarar:

1) La Obra del Padre Mario desarrolla sus programas sociales en González Catán y en otras sedes ubicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en la provincia de Santa Fe, que usted puede consultar aquí

2) El Padre Mario Pantaleo sostenía que él no curaba, sino que era un simple servidor de Dios, afirmando incansablemente que Dios es quien sana y no él. Por ese motivo, nadie puede arrogarse el derecho de autodefinirse como discípulo (en tanto heredero de algún “poder especial”) del Padre Mario.

3) El funcionamiento de la Obra del Padre Mario está reglamentado por los estatutos de las dos fundaciones que la conforman (Fundación Nuestra Señora del Hogar y Fundación Pbro. José Mario Pantaleo) y responde con gran responsabilidad al testamento del Padre Mario Pantaleo. La documentación de referencia puede ser consultada aquí.