Carlos Lopez Vesschemont

Conocí el lugar con mi amigo , el tenor Juan Juncales, devoto y amigo del Padre Mario. Fuimos a pedirle por un amigo que está sufriendo.
Me emocionó mucho el lugar, su historia y ver a Juan llorar emocionado en su tumba.
Un momento junto a Dios, que no es poco.
Gracias Juan por haberme llevado y compartir ese momento.